Visitas.jpg

Alberto_Martínez_de_Eguilaz.jpgVISITAS CULTURALES Y EXPOSICIONES

Alberto Martínez de Eguílaz
Email: culturales.jubiceca@gmail.com
Móvil: 646864168



VISITAS YA REALIZADAS
VISITA AL Casino de Madrid
Junio 2017
Casino de Madrid
external image 245px-Convento_de_San_Pl%C3%A1cido_%28Madrid%29_03.jpg

VISITA AL MONASTERIO DE SAN PLÁCIDO
Abril 2017
Monasterio de San Plácido
Palacio Altamira.jpg
VISITA AL PALACIO DE ALTAMIRA
Marzo 2017

Visita al Palacio de Altamira (Marzo 2017)
IMG_20170118_125444.jpgVISITA CULTURAL MUSEO CASA DE AMERICA
Miércoles, 18 de Enero de 2017

Ir a la página de la visita
20160622_Grupo.jpg
ACTIVIDAD EXTRAORDINARIA EN HONOR DE LA VIRGEN DE LA PALOMA
Miércoles, 22 de Junio de 2016

IR A LA PAGINA DE LA VISITA
external image uffizi2016-1.jpg
VISITA CULTURAL EXTRAORDINARIA.
26 de Mayo de 2016.
ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO.
I SEGNI NEL TEMPO (Dibujos españoles en la Galería de los Uffizi de Florencia)
external image 80b0ddb64cf0eb9aa72f5c9312b7000afa9c68f0.jpg
VISITA CULTURAL PALACIO DE FOMENTO (21 de Mayo de 2016)
Ir a la página de la visita
20160511_001_Cul_20160511_RealAcademiaIngenieria.jpgVISITA CULTURAL REAL ACADEMIA DE INGENIERIA (11 de Mayo de 2016)
Ir a la página de la visita
Cleopatra.jpgEXPOSICION DEL CENTRO ARTE CANAL. “CLEOPATRA Y LA FASCINACION DE EGIPTO” (28 de Abril DE 2016)
IMG_20160419_132107.jpg
VISITA CULTURAL EXTRAORDINARIA AL PALACIO DE BUENAVISTA (Cuartel General del Ejército) (19 de Abril de 2016)
Ir a la página de la visita
20160413_007_Madrid_BarrioLasLetras.jpg
PASEO Y VISITAS AL ANTIGUO BARRIO DE LAS MUSAS (13 de Abril de 2016)
Ir a la página de la visita

20160311_017_SanAntonioFlorida.jpg

Visita y Paseo por el Real Sitio de la Florida (11 de Marzo de 2016)
Ir a la página de la visita

Palacios del barrio de Almagro (Febrero 2016)

.En otras visitas “Recorrido por los Palacios de la Castellana”, hemos estudiado estos singulares edificios: unos conservados y otros desaparecidos, que durante el reinado de Isabel II y de la Restauración Alfonsina dieron a los mencionados paseos un aire cosmopolita que sirvieron de acicate para que otros distinguidos propietarios levantaran sus mansiones en un segundo término, en discreta vecindad con los anteriores que ocupaban la “ primera línea”. Detrás de estos palacios y hasta 1914 aproximadamente, se levantaron en la zona de Almagro-Chamberí, entre otros, los del Duque de Santo Mauro, antigua embajada de Filipinas, el de don Joaquín de la Torre, el del Marqués de Albaida, el de Carlos María de Castro, el del Duque de Borguetto, del Marqués de Herrera, Duque de Arévalo, Condesa de Adanero y del Marqués de Bermejillo, con muy distintos destinos y usos que han sobrevivido hasta hoy. Sus peculiaridades e historias nos serán narradas por nuestra compañera, profesora de Arte, MARIA JOSÉ MIRANDA. Terminaremos esta Ruta Cultural (si es posible) tomando café en el Hotel Orfila o en la CASA GARAY, hoy colegio de Ingenieros, Canales y Puertos, en la calle Almagro, que también es un edificio historicista del siglo XIX.

P1100460.JPGPanteón de Hombres Ilustres y Basílica de Nª Sª de Atocha (Enero 2016)



__**GALERÍA FOTOGRÁFICA**__


El Panteón de Hombres Ilustre, ambicioso proyecto creado en el siglo XIX, es un interesante lugar que merece nuestra atención y visita, tanto por el edificio como por los monumentos funerarios que alberga, obras de algunos de los mejores escultores españoles de la época. Esta situado junto a la Basílica de Nuestra Señores de Atocha, ocupando el claustro de un monumental conjunto arquitectónico inicial que no llego a culminarse, pues solo se construyo éste y el campanario. Su impulsor fue fray Juan Hurtado de Mendoza, confesor del rey Carlos V. El reconocimiento real llegó con Felipe IV, quien proclamó en 1643 a la virgen de Atocha protectora de la familia Real y de la monarquía española. Se mantiene la tradición en la familia real de que las reinas y princesas de Asturias acudan a la basílica de Atocha a presentar ante su Virgen a los nuevos príncipes que nazcan.

Museo de la Real Academia de Bellas Artes - El Legado de Al-Andalus (Diciembre 2015)

Se trata de una exposición singular y única que reúne el trabajo promovido por la Real Academia desde mediados del siglo XVIII para compilar y reproducir en dibujos, planos y bocetos el enorme legado andalusí de España. Primeramente el artista granadino Diego Sánchez Sarabia y después los arquitectos José de Hermosilla, Juan de Villanueva y Juan Pedro Arnal, vinculados a la mejor arquitectura que se construyó en España durante la Ilustración, fueron los responsables de llevar a cabo estos proyectos.

Exposición Bonnard - Fundación Mapfre (Noviembre 2015)

La fundación Mapfre, presenta la primera retrospectiva que se realiza en España en mas de treinta años sobre la obra de PIERRE BONNARD. La exposición, organizada junto con el Musée d ´Orsay de París y los Fine Art Museums de San Francisco, nos muestra cerca de ochenta pinturas, una docena de dibujos y medio centenar de fotografías, -en su mayor parte nunca vistas en nuestro país- que han sido cedidas por mas de treinta colecciones públicas y privadas. El artista.- Pierre Bonnard ( 1867-1947) fue una figura decisiva en torno al nacimiento del Arte Moderno y, a la vez, un artista cuya producción, profundamente personal, es difícilmente clasificable. Sus aportaciones son fundamentales para comprender la transición entre el post-impresionismo y el simbolismo. El artista abarca desde la ilustración gráfica hasta la realización de grandes decoraciones, por supuesto la pintura llegando incluso a sentirse atraído por la fotografía. Su obra, cargada de color y simbolismo entraña una gran complejidad: podía trabajar durante años en las obras para conseguir que transmitieran el sentimiento que pretendía narrar en ellas. Bajo la influencia de Gauguin y de la estampa japonesa, Bonnard desarrolló un estilo propio, vivaz y verdaderamente original, que plasmó en distintos soportes, desde biombos y carteles hasta pinturas murales de gran tamaño.

Museo del Prado: Nuevas salas de Goya y Siglo XVIII (Octubre 2015)

En unas salas remodeladas, con una nueva distribución e iluminación, los cartones para tapices de Goya lucen en todo su esplendor, en un espacio en el que adquiere especial importancia «La era», cartón fundamental que ha sido restaurado. Unas obras de remodelación necesarias, en espacios donde se muestran los cartones de Goya, así como la pintura española del siglo XVIII. con autores como Bayeu, Maella, Carnicero o Paret. El jefe de conservación de las inturas del siglo XVIII ha destacado entre las novedades la incorporación de algunas obras de Mengs, artista al que Goya admiraba, al discurso de la pintura cortesana del siglo XVIII. así como la exhibición de algunas adquisiciones recientes. Los cartones, para Goya, fueron más allá de ser puramente composiciones preparatorias para los tapices de los Reales Sitios, como revela el esfuerzo creativo y técnico que supusieron estas pinturas. La nueva distribución facilita contemplar las obras desde una distancia mayor, desvelando la maestría del pintor aragonés en la consecución del espacio y su capacidad de variación continua en el juego compositivo, siempre distinto y atractivo de sus figuras. De la pintura han desaparecido los barnices oxidados que le daban una tonalidad apagada y oscura. Como su estado de conservación era bueno, el principal objetivo fue la eliminación de las densas capaz de barniz oxidado que ensombrecían la riqueza cromática de la pintura, ocultando la gran variedad de recursos técnicos característicos del gran artista.

Museo Arqueológico Nacional (Junio 2015)

GRECIA, EL NILO, EGIPTO Y NUBIA. A través de la iconografía de la selecta colección de cerámica que el Museo conserva, se analiza la historia y alguno de los rasgos fundamentales de la sociedad de la Grecia antigua: el papel social del hombre, la invisibilidad femenina y el mundo de la muerte y del Más Allá. Las milenarias culturas de las orillas del Nilo están representadas básicamente a partir de colecciones que son fruto de la investigación directa de los técnicos del Museo durante los últimos cincuenta años. La muestra se organiza en tres apartados; la sociedad, que revisa desde la vida cotidiana de los habitantes del Nilo hasta la figura del faraón; el panteón egipcio, con los múltiples dioses y prácticas religiosas; y la muerte y sus rituales asociados.

Real Academia Nacional de Farmacia (Abril 2015)

El edificio catalogado con la máxima protección por el Patrimonio Histórico del Estado Español, es un Palacete construido en 1830 por suscripción entre todos los farmacéuticos de España. Los orígenes de esta Sociedad se remontan a 1589, en que fueron aprobados los Estatutos de la “ Congregación y Colegio del Señor San Lucas y Nuestra Señora de la Purificación”, por el Cardenal D. Gaspar de Quiroga, Arzobispo de Toledo. La Real Academia de Farmacia tiene su origen en 1737 año en el que una Real Cédula de Felipe V aprueba los estatutos del Real Colegio de Profesores Boticarios de Madrid. Desde entonces ha recibido diversas denominaciones. En el Acta de constitución de la Academia Española de Farmacia en 1931, se hace constar que es la misma e ininterrumpida Sociedad. Una vez terminadas las obras de reforma y adaptación del antiguo edificio del Real Colegio y posterior Facultad de Farmacia, situada en la calle de la Farmacia, se trasladó al mismo la Real Academia, inaugurándose solemnemente su sede actual el 25 de octubre de 1967. El Museo fue creado en el siglo XIX . Desde 1994 se encuentra instalado en la sede de la Real Academia Nacional de Farmacia. Sus colecciones proceden fundamentalmente de la propia Real Academia, bien en su discurrir histórico o bien de donaciones efectuadas por Académicos, Departamentos Universitarios, Farmacéuticos y particulares.Comprende objetos diversos entre los que hay que destacar : una farmacia madrileña del siglo XIX, instrumental científico y profesional, recipientes para la reposición de medicamentos, minerales, productos químicos, documentos, libros, esculturas, uniformes, fotografías, pinturas, dibujos, etcétera.

Palacio de los Marqueses de Fontalba y Cubas (Marzo 2015)

Construido en 1912, el Palacio de los Marqueses de Fontalba y Cubas obtuvo, dos años después, en 1914, el premio al edificio más destacado del año. Desde 1940 y hasta la actualidad ha sido la sede de la Fiscalía General del Estado. El Marqués de Fontalba fue un destacado arquitecto, entre cuyas obras más relevantes figura la Catedral de la Almudena de Madrid. El citado marqués, en cuyo palacio vivió largos años, fue uno de los empresarios y financieros más importantes del primer tercio del pasado siglo XX. El palacio cuenta con una bonita fachada, pero sobre todo con una magnifica escalinata y un elegante claustro neo-plateresco de dos plantas. Cabe destacar la hermosa vidriera-claraboya que proporciona una magnifica iluminación interior al conjunto.

Museo del Prado - Recorrido por la pintura del siglo XIX (Febrero 2015)

Para este mes de Febrero nuestra visita cultural se va a desarrollar contemplando la colección de pinturas expuestas en el Museo del Prado correspondientes al siglo XIX. Esta visita es complementaria de las que vamos efectuando a Palacios de dicho Siglo, con lo cual buscamos tener una mejor comprensión de todos los ámbitos tanto políticos, artísticos, sociales, etc de dicha época. En esta ocasión María José Miranda nos explicará las pinturas mas relevantes de la colección que posee la pinacoteca del Prado del mencionado siglo. – Neoclasicismo – Romanticismo – Purismo académico. – Pinturas de Historia. – Realismo A través de sus autores y de sus correspondientes escuelas, Italiana, Flamenca, Francesa, Alemana, Holandesa Británica y como no, Española.

Visita al Palacio Bauer (Enero 2015)

El palacio Bauer, declarado monumento histórico en el 1972, es actualmente sede de la Escuela Superior de Canto. Los orígenes del inmueble se remontan al siglo XVII, cuando el solar se convirtió en propiedad de la Compañía de Jesús. Fue construido por los marqueses de Guadalcázar. Aunque sufrió varias restauraciones y rehabilitaciones, su configuración actual corresponde en gran parte a la reforma llevada a cabo por los Bauer a finales del siglo XIX. De todo el conjunto destaca especialmente el gran salón de baile. La crisis económica del 29 supuso su decadencia. Poco después, la quiebra de la casa Bauer provocó su abandono definitivo. En la década de los 40 el edificio fue adquirido por el ministerio de Educación Nacional, destinándose a Conservatorio de Música y Declamación y en 1952 fue instalada temporalmente la Escuela de Arte Dramático. En 1970 se hizo una última rehabilitación del edificio, a fin de acoger las dependencias de la Escuela Superior de Canto.

Itinerario de HERNAN CORTES (Enero 2015)
Esta visita nos introduce en la vida de este conquistador extremeño, y sobre todo de la conquista y colonización de México. La Castilla del siglo XV con sus acontecimientos nos adentra en la Edad Moderna, donde se inserta la figura de Hernán Cortés. El esplendor del Imperio Azteca, la ruta que siguió Cortés, sus últimos años, El Virreinato de Nueva España, que fue la región más culta y avanzada de América, serán algunos de los aspectos que contemplaremos a través de siete ámbitos y proyecciones magníficamente reflejados en esta magna exposición.

Visita al Palacio del Tribunal Supremo (Diciembre 2014)

La sede del Tribunal Supremo se encuentra en Madrid, en la Plaza de la Villa de París, ocupando dependencias de lo que fue el Palacio y Convento de las Salesas Reales, fundado por la reina Bárbara de Braganza en el siglo XVIII. La reina había comprado allí unos terrenos para su fundación. Su proyecto era no solo la creación del convento, sino asegurarse un lugar tranquilo donde pudiera residir en caso de la muerte del rey, Fernando VI. El convento fue diseñado por el francés François Cartier, aunque debido a un viaje de este a Parma, fue Francisco Moradillo quién lo llevo a cabo, modificando incluso el proyecto original. Las obras, comenzadas en 1750, apenas duraron siete años, inaugurándose en 1758 con solemnes ceremonias, en presencia de la reina fundadora, fallecida poco más tarde. En 1870 las religiosas fueron exclaustradas, destinándose el convento a Palacio de Justicia, aunque la Iglesia sigue abierta al culto. PLAZA DE LA VILLA DE PARIS. La Plaza de la Villa de París es una plaza situada en el distrito centro de la ciudad de Madrid. A esta plaza da la fachada principal del Tribunal Supremo, y también un lateral a la Audiencia Nacional. En origen este espacio estuvo ocupado por una extensa huerta de las monjas del Convento de las Salesas, más un parte dedicada a jardín que, formaba parte del edificio monacal, según hizo construir para su residencia su fundadora doña Bárbara de Braganza. La razón del nombre de esta plaza es la visita del Presidente de la República francesa Emile Loubet en 1905. Dividida la plaza en dos parte, en el centro de la de la derecha se encuentra una estatua en piedra de Colmenar del rey Fernando VI desde 1882, año en que fue trasladada desde uno de los patios de las Salesas. Obra de Juan Domingo Olivieri y ejecutada entre 1750 y 1752, estuvo primeramente destinada a la fuente de la plaza principal de Aranjuez. En la parte izquierda se encuentra una estatua análoga en proporciones y materia, que representa a Bárbara de Braganza, obra de Mariano Benlliure.

Visita al Museo Arqueológico Nacional de España (Noviembre 2014)

Este museo se fundó por Real Decreto de Isabel II el 20 de Marzo de 1867. Lo inauguró el 9 de Julio de 1871 el rey Amadeo de Saboya, bajo la dirección de Ventura Ruiz Aguilera. Desde 2008 se ha ejecutado la renovación completa del edificio. La inversión ha sido de 65 millones de euros entre obra civil y museográfica. En la actualidad su superficie útil es de 23.303 metros cuadrados y el espacio dedicado a exposición es de 9.715 metros, distribuidos en 40 salas, con 15.500 piezas, en 12 módulos expositivos, que van desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna. Entre sus piezas podremos contemplar obras tan importantes como: El Orante de Gudea; Momias y sarcófagos egipcios; La Bicha de Balazote; La Leona de Baena; La Damas de Elche, Baza e Ibiza; El Toro de Osuna; la mayor parte del Tesoro de Guarrazar, etc., etc.

Visita al Palacio de Godoy (Junio 2014)

Como muchos otros tesoros desconocidos de Madrid, el Palacio de Godoy alberga en su interior mucho más de lo que su sobria fachada promete. Surgió por encargo de Carlos III, de la mano del genial Sabatini. Y ha albergado a personajes históricos de la talla del Conde Floridablanca, Godoy- que le dio el nombre- o el francés Murat, que instalo allí su cuartel general. Ahora este Palacio, vecino del Senado, alberga el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. Veremos su impresionante escalera, los frescos de sus techos, su decoración y mobiliario, etc. Como últimamente viene realizando, nos guiará en esta visita María José Miranda, compañera y Profesora de Arte a quien felicitamos por sus magníficos conocimientos, agradeciendo que nos haga participes de los mismos en estas visitas.

Paseo por los Palacios de la Castellana y Recoletos (Abril 2014)

Se trata de contemplar un buen número de palacios nobiliarios y de la burguesía madrileña, que aún se conservan en Madrid. Muchos de ellos de singular belleza y monumentalidad, que son muestra inequívoca de la atracción que ejercía Madrid como Corte de la Monarquía y capital del Estado. Desde el establecimiento de la Corte en 1561 la nobleza tuvo un peso creciente en la población de la ciudad y la ubicación de sus residencias se localizaba próxima a los centros de poder, o lo que es lo mismo, en lo que fue la Villa medieval cerca del antiguo Alcázar. Durante el reinado de Felipe IV (1621-1665) las residencias nobiliarias se desplazaron hacía el Palacio del Buen Retiro y se ubicaron entre las calles de Alcalá, San Jerónimo y Atocha. En la segunda mitad del siglo XVIII el acercamiento a los centros de poder era prácticamente imposible por las limitaciones que imponía la densidad de la edificación, con lo que la nobleza tuvo que ubicarse por casi toda la ciudad. Algunos ejemplos hemos visto en las anteriores rutas que hemos efectuado por Madrid. Contemplaremos en nuestro recorrido algunos de los palacios que quedan en el Paseo de la Castellana y Recoletos. Sus historias nos serán narradas por la profesora de arte, María José Miranda, que nos acompañará durante este recorrido. Veremos los palacios del Marqués de Fontalba y Cubas, el palacete de don Eduardo Adcoh; palacio del Indo, palacete de Montellano, palacio de Villamejor, palacio de la duquesa de Medina de las Torres, palacio Elduayen, palacio de Juan Brancacho, palacio de López de Doriga y Salaverria y el palacio del marqués de Alcañices.

Obras Maestras del Museo del Prado (Marzo y Mayo 2014)

Este recorrido nos llevará desde las pinturas de Santa Cruz de Maderuelo y San Baudelio de Berlanga, hasta las esculturas de Pompeio Leoni, en el Claustro de los Jerónimos. De la mano de María José Miranda contemplaremos El descendimiento, de Weyden: La Anunciación de El Bosco; Retrato de un Cardenal, de Sanzio; Carlos V en la batalla de Mühlberg, de Ticiano; El Lavatorio, de Tintoreto; Autoretrato de Adán y Eva, de Durero; El caballero de la Mano en el pecho, de El Greco; Las Tres Gracias, de Rubens; Las hilanderas, de Velazquez; La familia del Rey Carlos V, de Van Loo; Los Fusilamientos, de Goya; El Testamento de Isabel La Católica, de Rosales, etc.

Museo del Romanticismo (Febrero 2014)

El museo debe su existencia a Benigno de la Vega-Inclán, marqués de la Vega-Inclán, filántropo y mecenas que vivió durante la segunda mitad del siglo XIX y primera del siguiente, fundador asimismo del Museo de El Greco de Toledo y del Museo Casa de Cervantes de Valladolid. En 1921, hizo donación al Estado español de parte de sus pertenencias con el objetivo de que constituyeran una colección estable abierta al público. La institución tomó el nombre de Museo Romántico precisamente por tratar de preservar la memoria del Romanticismo español, una etapa de grandes logros literarios y artísticos a nivel nacional, coincidente en gran medida con el reinado de Isabel II. Se eligió como sede el céntrico palacio del marqués de Matallana, que ya había albergado anteriormente otras actividades patrocinadas por el marqués. El museo fue inaugurado en el año 1924. El museo se concibió no como una mera exposición de objetos sino con la intención de que mediante la recreación del ambiente, el visitante se sintiera transportado a la época romántica, llegando a adquirir gran renombre precisamente por la fidelidad, exactitud y autenticidad con que presentaba ese ambiente decimonónico, y por su carácter íntimo y recoleto, alejado del concepto de museo-espectáculo de masas que se puso de moda a finales del siglo XX. En el año 2001, el museo fue cerrado al público, toda vez que sus instalaciones demandaban mejoras acordes con los criterios museográficos propios del siglo XXI. La reforma comprendió la rehabilitación total del inmueble, así como la creación de servicios básicos para el visitante, y una nueva presentación de las colecciones, procurando mantener el espíritu de casa-museo que le era tan propio. Las obras concluyeron en su mayor parte en el año 2009, cuando la institución abrió de nuevo sus puertas, cambiando también la denominación tradicional por la de Museo Nacional del Romanticismo.

P1020416.JPGLa Fundación Palacio de Fernán Núñez (Noviembre 2013)



__**GALERÍA FOTOGRÁFICA**__


El Palacio de Fernán Núñez es la sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles desde 1985. Adquirido en 1941 por la Compañía de los Ferrocarriles del Oeste de España, pasó a ser sede del Consejo de Administración de RENFE a raíz de la nacionalización de las compañías ferroviarias. Actualmente es propiedad de Adif y de Renfe. El origen del Palacio se remonta a 1753 cuando Blas Jover, miembro del Consejo de Fernando VI, construye su vivienda en unos terrenos obtenidos por la parcelación de los huertos del Convento de Santa Isabel. Anteriormente, los terrenos en los que se edificó el Convento los ocupaba la “Casilla de Atocha”, propiedad de Antonio Pérez, secretario de Felipe II. En 1769, tras varios traspasos de la propiedad, Miguel José María de la Cueva, XIII duque de Alburquerque y marqués de la Mina, adquiere y transforma la vivienda. En 1803 fallece y, debido a problemas sucesorios, el edificio se utiliza como cuartel, hospital y viviendas. En 1815, Felipe María Osorio de la Cueva, conde de Cervellón, hereda la mansión. Posteriormente contrae matrimonio con María Francisca de Asís, duquesa de Fernán-Núñez, y reforman la mansión entre 1847 y 1849 convirtiéndola en el Palacio de estilo romántico que se conserva actualmente. Este “nuevo” Palacio se convierte en uno de los centros de la vida social madrileña. El Palacio se articula en dos áreas: la noble y la de servicio. La parte noble, la que mejor se conserva, está decorada con alfombras y tapices de la Real Fábrica de Santa Bárbara, algunos basados en cartones de Goya, lámparas de cristal de Murano y Baccarat, sedas y otros elementos de lujosa factura. La de servicio es la que se transforma en oficinas a partir del año 1941. Entre los ambientes más significativos pueden citarse el Salón de Baile que recuerda la Galería de los Espejos de Versalles, el Salón Isabelino y el Comedor de Gala. También hay que destacar el jardín, diseñado por arquitectos y paisajistas parisinos. El palacio de Fernán Núñez se encuentra en la calle de Santa Isabel, 44 (metro de Atocha o Antón Martín). Este palacio, desconocido por muchos madrileños, se sitúa al lado del convento de Santa Isabel y cerca del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. El palacio de Fernán Núñez es también conocido como palacio de Cervellón. Fue construido en 1847 como residencia de los duques de Fernán Núñez, sobre el antiguo palacio de los condes de Cervellón. Desde el año 1985 es la sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles. El palacio de Fernán Núñez se construyó en dos etapas. Así, las amplias y sobrias dependencias de la primera sección contrastan con la ornamentación rococó de la segunda. La sección más antigua contiene bellas alfombras de la Real Fábrica de Tapices, así como muebles antiguos, relojes y copias de obras de Francisco de Goya. No obstante, llama la atención la recargada decoración de la sección posterior y, sobre todo, el salón de baile, con sus espejos, lámparas de araña y querubines..

Teatro Real de Madrid (Octubre 2013)

TEATRO REAL DE MADRID Construcción e inauguración.- El rey Fernando VII promovió la construcción en Madrid de un teatro de ópera, incluido dentro del proyecto de remodelación de la plaza de Oriente. Para ello se ordenó la demolición del antiguo teatro de los Caños del Peral. La escasez de fondos de la casa real impidió que las obras comenzaran antes de 1830. Tras la subida al trono de la reina Isabel II, numerosos acontecimientos políticos y burocráticos paralizaron la ejecución del proyecto, hasta que el día 7 de mayo de 1850, por medio de una real orden, se impulsaron las obras del teatro, exigiendo su finalización en un plazo de seis meses. El teatro se inauguró el 19 de noviembre de 1850, coincidiendo con la onomástica de la soberana. La obra elegida para el estreno fue la ópera La favorita, de Gaetano Donizett, y actuaron artistas de renombre, como la contralto Marietta Alboni, la soprano Erminia Frezzolini y el director de orquesta Michele Rachele. Primeras temporadas.- Tras las pérdidas que ocasionó la primera temporada, y debido al enorme coste que tenía una representación, en torno a 1.200.000 reales, y a las deudas por su construcción, el gobierno decidió trasladar la gestión del teatro a manos privadas mediante concesión. Estas primeras temporadas las dominaron las óperas de Donizetti y Bellini, con presencia también de Rossini y Verdi, que pronto se convirtió en el compositor favorito del público madrileño. A pesar de que, por contrato, los empresarios estaban obligados a presentar al menos una obra de autor español en cada temporada, normalmente se evitaba el cumplimiento de este compromiso. La primera representación de una ópera española fue el 26 de abril de 1854, con Ildegonda, de Arrieta. El Real en el siglo XX.- En el primer cuarto del siglo XX destacó la presencia en el Real de grandes cantantes españoles. Dominaba el repertorio de óperas de Puccini y Wagner y la Filarmónica de Berlín dio conciertos en el teatro, dirigida por Arthur Nikisch y Richard Strauss. A partir de entonces, el teatro sufrió poco a poco un enorme declive, ya que, a pesar de la representación de grandes óperas y la dirección de habilidosos conservadores, las crisis económico-políticas y diversos factores (incendio del teatro en el año 1867), causaron su ruina. El 6 de noviembre de 1925 el Teatro Real se cerró por real decreto, ya que corría el peligro de derrumbarse debido a la inestabilidad de sus cimientos, agravada por las obras del Metro que se hacían en sus inmediaciones, suspendiéndose la nueva temporada que estaba a punto de iniciarse. Reapertura como sala de conciertos.- A pesar del cierre del teatro en 1925, el gobierno siempre barajó la posibilidad de remodelarlo y volverlo a abrir, creando numerosos proyectos, que incluyeron el aumento en la altura y profundidad de la caja escénica y la reedificación de toda su estructura, utilizando el hormigón armado. Además, se decidió levantar una planta más alrededor de todo el perímetro del edificio, lo que le otorgó al teatro su aspecto de bloque macizo actual. Sin embargo, las dificultades económicas y de planificación fueron retrasando la finalización del proyecto. Se llegó a ejecutar la parte de consolidación y reconstrucción, pero la remodelación interior no se llegó a comenzar. El teatro permaneció cerrado y la falta de uso y algunos accidentes, como la explosión de un polvorín que se había instalado en su interior al final de la guerra civil, lo condujeron a un estado casi ruinoso. La remodelación.- En enero de 1991 comenzaron las obras de remodelación para la reconversión del teatro en una sala operística. El edificio quedó terminado a finales del año 1995, comenzando el proceso de organización técnica, administrativa, artística y funcional, que dio lugar a que la inauguración, en el año 1977, se produjera ya con un teatro y una compañía a pleno rendimiento. La sala principal y las zonas públicas.- La sala del Teatro Real mantuvo su estructura original, de estilo italiano, y recuperó la decoración original de la época de la década de 1880. A pesar del pequeño tamaño del patio de butacas, el aforo total alcanza las 1.746 localidades como máximo, gracias a las quince filas que acoge la zona denominada paraíso, por encima de la cuarta planta, que aprovecha el aumento de la altura de la cubierta conseguida en los años veinte. La Caja escénica.- Aprovechando el inmenso volumen resultante de la ampliación de la caja escénica en los años veinte, que proporciona un vano de más de 80 metros desde los sótanos a la parte más alta de la torre de telares, se diseñó una compleja maquinaria concebida para efectuar movimientos escénicos en vertical, ante la carencia de espacio lateral. El espacio escénico disponible para las representaciones supera los 600 metros cuadrados en el nivel cero y llega hasta los 1.430 metros si se le añaden las áreas de montaje, a 16 metros por debajo del escenario y el patio de butacas. El suelo del escenario está compuesto por nueve plataformas, que permiten mover las escenografías entre ambos niveles. La amplia embocadura escénica dispone de 18 metros de ancho y 14 metros de alto, y la torre escénica sitúa la parrilla de la que cuelga toda la tramoya (motorizada y controlada electrónicamente) a 37 metros de altura sobre el suelo del escenario. Visita programada para el miércoles 30 de octubre..

Jardín Botánico de Madrid (Mayo 2013)

Felipe II creó el jardín botánico a instancias del médico Andrés Laguna, junto al Palacio Real de Aranjuez. Más tarde el rey Fernando VI instaló en la capital el jardín botánico, situándolo en la Huerta de Migas Calientes (actualmente Puerta de Hierro, a orillas del río Manzanares) en 1755, creando así el Real Jardín Botánico. Contaba con más de 2.000 plantas, recogidas por José Quer, botánico y cirujano, en sus numerosos viajes por la Península Ibérica y Europa, sobre todo a Italia donde fue destinado, u obtenidas por intercambio con otros botánicos europeos. La continua ampliación del jardín llevó a que Carlos III diera instrucciones en 1774 para trasladarlo a su actual emplazamiento en el Paseo del Prado de Madrid, dentro del programa de ordenación del Salón del Prado y Atocha. El Conde de Floridablanca, primer ministro de Carlos III, puso especial interés en el traslado del Jardín al prado viejo de Atocha. No sólo porque permitiría embellecer el proyecto del Salón del Prado, sino, sobre todo, porque serviría como un símbolo del mecenazgo de la Corona con las ciencias y las artes. El primer proyecto del nuevo jardín fue encomendado al asesor científico Casimiro Gómez Ortega y al arquitecto Francesco Sabatini, que entre 1774 y 1781 (año de la inauguración) realizó la traza inicial, con una distribución en tres niveles, y parte del cerramiento, en el que destaca la Puerta Real (Paseo del Prado). Sobre esta base, entre 1785 y 1789 Juan de Villanueva realizó un segundo y definitivo proyecto, más racional y acorde a la función científica y docente que debía tener el jardín. A comienzos del siglo XIX el jardín botánico se había convertido en uno de los jardines botánicos más importantes de Europa, gracias fundamentalmente a las colecciones científicas que albergaba y a la labor de su director, el botánico Antonio José Cavanilles, uno de los botánicos más importantes de la historia de la ciencia española. Cavanilles reorganizaría el Jardín, el herbario, los semilleros y daría al centro una relevancia internacional. En 1857, siendo director del jardín Mariano de la Paz Graells, zoólogo y también director del Museo de Ciencias Naturales, se realizaron importantes reformas que aún perduran, como la estufa fría que lleva su nombre y la remodelación de la terraza superior. También en esa época se instaló un zoológico, que doce años más tarde se trasladó al Jardín del Buen Retiro (donde se conocería como Casa de Fieras). En 1939, el Real Jardín Botánico pasa a depender del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En 1942 es declarado Jardín Artístico. Sin embargo, siguen décadas de penuria y abandono hasta que es cerrado en 1974 para abordar profundas obras de restauración, que acabaron devolviéndole su estilo original. Las obras se llevaron a cabo entre 1980 y 1981, encargándose el arquitecto Antonio Fernández Alba de la remodelación del pabellón, y el arquitecto Guillermo Sánchez Gil junto al paisajista Leandro Silva de devolver a los jardines su trazado original en niveles aterrazados. Aproximadamente contiene 5.000 diferentes especies de árboles y plantas de todo el mundo. En febrero de 2005, el Real Jardín Botánico amplió su espacio expositivo en una hectárea. Se repite la visita realizada en el pasado otoño, a fin de disfrutar de la hermosa primavera actual.

Exposicion «Pompeya, catástrofe bajo el Vesubio»

El Centro de Exposiciones Arte Canal ofrece desde el 6 de diciembre la exposición «Pompeya, catástrofe bajo el Vesubio», una muestra que recrea una calle de Pompeya, y que está formada por más de 600 piezas, la mayoría nunca vistas en España, procedentes, fundamentalmente del Museo de Nápoles y de las excavaciones de Pompeya, Herculano, Boscorreale, Nola y Estabia.

El Legado Casa de Alba (Febrero 2013)

El paseo del arte completa su oferta cultural de este invierno con el lujo de acoger la selección más extensa, jamás mostrada, de la colección de la Casa de Alba, una de las familias nobles más destacadas de la historia política y cultural de España. La muestra aprovecha al máximo el espacio expositivo del CentroCentro para ordenar la colección en tres partes. En un primer apartado se hace un recorrido por el papel de la Casa de Alba en la historia, un punto en el que destaca la colección de cartas de Cristóbal Colón. El segundo capítulo de la exposición es donde se concentra la mayoría de la obra pictórica expuesta. Por último, la tercera parte nos acerca al papel social de la familia a lo largo de los siglos por medio de objetos personales y familiares. Un aspecto nada desdeñable, teniendo en cuenta el peso que la Casa de Alba mantiene en las relaciones sociales y culturales al día de hoy y por la que es popularmente conocida. La exhibición del Legado Casa de Alba es una exquisita recopilación de obras más representativas de la Casa de Alba, tanto pictóricas, escultóricas, como documentos colombinos e incunables, que por primera vez en la historia serán abiertos al público en lo que podríamos denominar la exposición cultural más importante del año. Los tesoros artísticos e históricos que alberga la Casa de Alba son asombrosos, en especial tratándose de una colección privada. Entre las piezas más destacadas sobresale una galería de retratos de los sucesivos duques, pintados por maestros como Tiziano, Mengs, Goya y Federico Madrazo. Especialmente célebres son el Retrato del Gran Duque de Alba, de Tiziano, y el de La Duquesa Cayetana con vestido blanco, de Goya, así como una de las obras principales, el segundo y único cuadro en manos privadas de Fra Angélico en España, nunca antes expuesto. Entre las obras expuestas se pueden ver cuadros de maestros como Tiziano, Murillo, Ingres, Renoir, Rubens, Ribera, Zurbarán y Zuloaga, entre otros. Serán expuestas esculturas, documentos (libro de a bordo de Colón, capitulaciones matrimoniales de reyes), libros e incunables (primera edición del Quijote, la Biblia de Alba, el Privilegio de Alba de Tormes), muebles y objetos artísticos de gran interés que no han sido vistos en público con anterioridad.

Museo Nacional de Ciencias Naturales (Enero 2013)

El Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid tiene su sede actual en el Palacio de las Artes y la Industria. El edificio se comenzó a construir en 1882, en los Altos del Hipódromo bajo la dirección del arquitecto Fernando de la Torriente, auxiliado por Emilio Boix y Merino, quien a la muerte del primero continuó las obras en 1886. El constructor era Federico Villalba, pero a los pocos meses solicitó la autorización para ceder los derechos a una empresa extranjera, la Sociedad Anónima Internacional de Construcción y Contratas Públicas de Braine le Comte, de Bélgica, lo que motivó que muchos materiales fueran importados de este país. El edifico lo constituye una estructura de ladrillo y hierro, con columnas de fundición, pisos de viguetas metálicas y armaduras de cubierta de sistema Polonceau. Estaba ornamentado con motivos cerámicos, casi desaparecidos, al igual que las carpinterías de acero originales. El 21 de mayo de 1887 fue inaugurada la primera Exposición Nacional de Bellas Artes por la reina regente, Maria Cristina. En esta fecha las ventanas fueran cegadas en parte, para evitar que la iluminación cenital dañara las pinturas expuestas. La última Exposición Nacional de Bellas Artes se celebró en 1899. A partir de 1903 el edificio pasó por una etapa de abandono hasta los traslados de la sección de Entomología del Museo (1906) y en 1907 de la Escuela de Ingenieros Industriales. El entonces director del Museo, Ignacio Bolívar y Urrutia, consiguió del Ministerio de Instrucción Pública la concesión de un nuevo local para las colecciones del Museo, que se amontonaban en los locales del Palacio de Biblioteca y Museos Nacionales. Las obras de adaptación para el Museo de Ciencias Naturales se realizaron entre 1909 y 1910, que fue instalado en la fachada norte, el a la izquierda de la fachada principal y el ala derecha de la posterior. Durante un tiempo coexistieron con el Museo y la Escuela de Ingenieros otros organismos: El Museo del Traje, el Cuartel de la Guardia Civil y el Instituto «Torres Quevedo».

Real Jardín Botánico de Madrid (Noviembre 2012)

El Real Jardín Botánico de Madrid es un centro de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Fundado por R.O de 17 de octubre de 1755 por el rey Fernando VI en el Soto de Migas Calientes, cerca del río Manzanares, Carlos III ordenó el traslado a su situación actual en 1781, al Paseo del Prado, junto al Museo de Ciencias Naturales que se estaba construyendo (actualmente Museo del Prado), en Madrid, España. Este jardín botánico alberga en tres terrazas escalonadas, plantas de América y del Pacífico, además de plantas europeas. Localización.- Se encuentra en el centro antiguo de Madrid junto al Museo del Prado y los Jardines del Retiro. Plaza de Murillo 2. Preámbulos: Otoño en el Jardín Botánico. Felipe II creó el jardín botánico a instancias del médico Andrés Laguna, junto al Palacio Real de Aranjuez. Más tarde Fernando VI instaló en la capital el jardín botánico, situándolo en la Huerta de Migas Calientes (actualmente Puerta de Hierro, a orillas del río Manzanares) en 1755, creando así el Real Jardín Botánico. Contaba con más de 2000 plantas, recogidas por José Quer, botánico y cirujano, en sus numerosos viajes por la Península Ibérica y Europa, sobre todo a Italia donde fue destinado, u obtenidas por intercambio con otros botánicos europeos. La continua ampliación del jardín llevó a que Carlos III diera instrucciones en 1774 para trasladarlo a su actual emplazamiento en el Paseo del Prado de Madrid, dentro del programa de ordenación del Salón del Prado y Atocha. El Conde de Floridablanca, primer ministro de Carlos III, puso especial interés en el traslado del Jardín al prado viejo de Atocha. No sólo porque permitiría embellecer el proyecto del Salón del Prado, sino, sobre todo, porque serviría como un símbolo del mecenazgo de la Corona con las ciencias y las artes. No hay que olvidar que en esta zona del Salón del Prado se ubicarían además del Real Jardín Botánico, el Real Gabinete de Historia Natural (posteriormente Museo del Prado) y el Observatorio Astronómico. Uno de los científicos que participó en el proyecto de construcción del Real Jardín Botánico en el Prado fue el catedrático Casimiro Gómez Ortega. Inauguración.- El primer proyecto del nuevo jardín fue encomendado al asesor científico Casimiro Gómez Ortega y al arquitecto Francesco Sabatini, que entre 1774 y 1781 (año de la inauguración) realizó la traza inicial, con una distribución en tres niveles, y parte del cerramiento, en el que destaca la Puerta Real (Paseo del Prado). Sobre esta base, entre 1785 y 1789 Juan de Villanueva realizó un segundo y definitivo proyecto, más racional y acorde a la función científica y docente que debía tener el jardín. Éste ocupaba una superficie de 10 hectáreas distribuidas en tres niveles aterrazados que se adaptaban a la orografía del terreno, dispuestos en forma de cuarteles cuadrados, siguiendo un trazado octogonal y rematados en las esquinas con fuentes circulares. Las dos inferiores (Terraza de los Cuadros y Terraza de las Escuelas Botánicas) permanecen hoy en día tal y como fueron construidas, mientras que la superior (Terraza del Plano de la Flor) fue remodelada en el siglo XIX con rasgos ajardinados. El recinto estaba cerrado por una elegante verja de hierro, fabricada en Tolosa (Guipúzcoa) asentada sobre piedra de granito (obra de José de Muñoz) y contaba con dos puertas de acceso: la ya citada Puerta Real de Sabatini, de corte clásico con columnas dóricas y frontón, y otra secundaria, diseñada por Villanueva, enfrente del Museo del Prado, por donde actualmente se accede al recinto (actual Plaza de Murillo). También contaba con estufas, semilleros e instalaciones para los enseres de mantenimiento y labor. En la zona este se erigió un pabellón de invernáculos llamado Pabellón Villanueva, obra singular dirigida por el arquitecto real, en cuya construcción pesaron más los criterios estéticos que los científicos, por lo que desde principios del siglo XIX se destinó a acoger la biblioteca, herbarios y las aulas necesarias para las cátedras de botánica y de agricultura. El siglo XIX.- A comienzos del siglo XIX el jardín botánico se había convertido en uno de los jardines botánicos más importantes de Europa, gracias fundamentalmente a las colecciones científicas que albergaba y a la labor de su director, el botánico Antonio José Cavanilles, uno de los botánicos más importantes de la historia de la ciencia española. Cavanilles reorganizaría el Jardín, el herbario, los semilleros y daría al centro una relevancia internacional. En 1857, siendo director del jardín Mariano de la Paz Graells, zoólogo y también director del Museo de Ciencias Naturales, se realizaron importantes reformas que aún perduran, como la estufa fría que lleva su nombre y la remodelación de la terraza superior. También en esa época se instaló un zoológico, que doce años más tarde se trasladó al Jardín del Buen Retiro. El siglo XX.- En 1939, el Real Jardín Botánico pasa a depender del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En 1942 es declarado Jardín Artístico. Sin embargo, siguen décadas de penuria y abandono hasta que es cerrado en 1974 para abordar profundas obras de restauración, que acabaron devolviéndole su estilo original. Las obras se llevaron a cabo entre 1980 y 1981, encargándose el arquitecto Antonio Fernández Alba de la remodelación del pabellón, y el arquitecto Guillermo Sánchez Gil junto al paisajista Leandro Silva de devolver a los jardines su trazado original en niveles aterrazados. Aproximadamente contiene 5.000 diferentes especies de árboles y plantas de todo el mundo. En febrero de 2005, el Real Jardín Botánico amplió su espacio expositivo en una hectárea.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando - Exposición de Fecerico Beltrán Massés (Junio 2012)

Alumno de Sorolla en Madrid, el éxito internacional de su obra superó al de contemporáneos como Zuloaga o Anglada Camarasa. A lo largo de su carrera retrató a un gran número de celebridades de la política, el cine, la cultura o las finanzas: El papa Pío XII, los reyes Alfonso XIII de España, Jorge VI del Reino Unido, el Sha de Persia, los maharajaes de Kapurtala y un largo etcétera. Fue llamado el pintor de Hollywood, porque tuvo amistad y pintó a las celebridades de la época, como Rodolfo Valentino, Pola Negri, Joan Crawford, Douglas Fairbanks, Jr., Gloria Swanson o Marion Davies, entre otros. Hombre de fiestas y recepciones, Beltrán podría muy bien ser el artista más condecorado de la historia. Su obra, de atrevida sensualidad para las costumbres de su época, generó algún escándalo en España y el extranjero. Su vida, como su obra, es testimonio excepcional de una época y de un mundo. Esta exposición recupera a un pintor que, habiendo triunfado espectacularmente en la Bienal de Venecia de 1920, ha sido eclipsado por las vanguardias, como otros artistas de entreguerras.

Museo Sorolla (23 de mayo de 2012)

Fue creado por deseo de la viuda de Sorolla, Clotilde García de Castrillo, que en 1925 dictó testamento donando todos bienes al estado español para que se fundara el museo en memoria de su marido. Se aceptó el legado en el año 1931 y el 11 de junio del año del año siguiente se inaugura el museo. Joaquín Sorolla García, hijo del matrimonio Sorolla, fue el primer director del museo hasta su fallecimiento, y en el año 1941 donó nuevos fondos a favor del estado. Estos fondos son hoy propiedad de la Fundación Museo Sorolla, según estatuto jurídico aprobado en el año 1993. Desde el año 1973 el museo es estatal y depende del Ministerio de Cultura. La Casa de Sorolla.- Se construye entre los años 1910 y 1911, habitándola la familia a finales de ese año. En su disposición, Sorolla intentó separar su zona de trabajo, compuesta por tres estudios encadenados y con acceso directo desde el jardín, de la propia vivienda, que se componía de un amplio salón, un comedor y una pequeña salita en la planta principal, y de cuatro dormitorios en la planta segunda, alrededor de un distribuidor. El pintor Joaquín Sorolla Bastida.- Nace en Valencia en el año 1863. En la Escuela de Bellas Artes, entre 1878 y 1881, recibe una formación académica y en el año 1884 obtiene una segunda medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes. En el año 1885 se va a Roma y desde esta ciudad pasa a París, donde entra en contacto con el naturalismo. En el año 1887 se instala en Asís y allí empieza a hacer escenas de ambiente valenciano, bajo la influencia de José Benlliure y Gil. Y en el año 1888 contrae matrimonio con Clotilde García del Castillo. En el año 1900 obtiene el Grand Prix de los pabellones español y lusitano en la Exposición Universal de París. Y se inicia su etapa de culminación, la del Sorolla más brillante, cuyas grandes dotes perceptivas y veloz ejecución producen sus mejores obras, donde la luz es su dominante. Hace retratos que le producen grandes ingresos y se interesa por el paisaje, viajando por distintas regiones españolas para recoger sus distintas matizaciones. En el año 1911 Sorolla firma un contrato con The Hispanic Society of America, de Nueva York, por el que se compromete a hacer una gran decoración sobre las provincias de España. Son casi ocho años de viajar constantemente por todo el país, buscando lo más peculiar de su indumentaria y de sus costumbres. En el año 1920 sufre un ataque de hemiplejia que lo deja inválido del lado izquierdo, y el 10 de agosto del año 1923 fallece en Cercedilla.

Basílica de Atocha, Real Fábrica de Tapices, Pabellón de Hombres Ilustres - 26 de abril de 2012

Localizada muy cerca de la estación de Atocha y el Museo del Prado, la Real Fábrica de Tapices cuenta con un edificio de estilo neomudéjar, muy sobrio de ladrillo visto, tal y como lo ideó el Arquitecto Mayor de Palacio, José Segundo de Lema. Este edificio fue declarado Bien de Interés Cultural por la Comunidad de Madrid en 2006. En su interior se siguen fabricando alfombras y tapices. La Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara es una de las manufacturas reales para la fabricación de objetos de lujo creadas por la política mercantilista de la Ilustración española. Fue fundada en el año 1720 por Felipe V, a imitación de los talleres reales franceses que seguían el modelo de Colbert, tras la interrupción de la importación de tapices flamencos tras la Paz de Utrecht, que proveían las piezas destinadas a las dependencias reales. En sus inicios fue dirigida por Jacobo Vandergoten y su familia, procedente de Amberes y se ocupó una finca en las afueras de Madrid, al lado de la Puerta de Santa Bárbara, de la que la Real Fábrica toma su nombre. Se instalaron telares de bajo lizo que se realizaban a partir de modelos realizados por pintores de la corte. Se siguieron en estos primeros años modelos flamencos, de la escuela de David Teniers y Philips Wouwerman. En 1734, su hijo Jacobo Vandergoten «el Joven» inaugura otra fábrica que trabaja el «alto lizo», más moderno. Sin embargo, su verdadera importancia comienza en 1746 durante el reinado de Fernando VI, con la unificación de las dos manufacturas y el decisivo mecenazgo real. Se renovaron los estilos de los cartones, que se miraban ahora a pintores italia-nos como Jacopo Amiconi, Corrado Giaquinto o franceses, entre los que destacan Louis-Michel van Loo y Michel-Ange Houasse, con la colaboración de Andrés de la Calleja y Antonio González Ruiz. Se renuevan también los temas, que abarcan ahora mayor variedad, desarrollando motivos mitológicos y un costumbrismo pintoresco, que respondían al fin decorativo de estas manufacturas. Destacan también series históricas e incluso una Historia de Don Quijote, que se hace eco de los personajes de ficción de una novela ya elevada al rango de clásico. Pero será con Carlos III y la dirección de Antonio Rafael Mengs que la fabricación de tapices experimenta su época más brillante. El checo, nombrado desde su llegada a España primer pintor de cámara del Rey, introduce un concepto neoclásico en la composición no exenta del pintoresquismo que ahora se va a aplicar a temas de costumbres, escenas, tipos y paisajes españoles, producto del influjo de la Ilustración, que deseaba un mayor conocimiento de la realidad del país. Para ello se ayudó del arquitecto Sabatini en la labor de dirección de la Real Fábrica y posteriormente (y en sus ausencias) de Francisco Bayeu (nombrado director tras Mengs) y Mariano Salvador Maella. Se contrató a jóvenes artistas españoles, como José del Castillo, Ginés Andrés de Aguirre, Antonio Barbazza, Mariano Nani, Zacarías González Velázquez, José Camar ón Meliá y Ramón Bayeu. Por encima de todos ellos destacó la labor de Francisco de Goya desde su llegada en 1775 como pintor de cartones, hasta 1792 en que una grave enfermedad, que le produjo su sordera, le alejó definitivamente de este trabajo, su primer desempeño en la corte madrileña. Fue él quien logró conjugar en su quehacer los estilos de las escuelas anteriores y crear uno propio, que en adelante caracterizó a la Real Fábrica hasta su declive tras el reinado de Carlos IV y la Guerra de la Independencia.
Panteón de Hombres Ilustres Construido para dar cobijo a los restos mortales de importantes personalidades, como Ríos Rosas, Cánovas o Canalejas, el Panteón de los Hombres Ilustres está situado en el claustro de la Basílica de Nuestra Señora de Atocha. Especial mención merecen los sepulcros esculpidos por Mariano Benlliure y Agustín Querol. La creación de un panteón nacional en Madrid tuvo su origen en el artículo segundo de la ley de 6 de noviembre de 1837, por el que «se establecerá en la que fue iglesia de San Francisco el Grande, de esta corte, un Panteón Nacional, al que se trasladaran con la mayor pompa posible los restos de los españoles, a quienes, cincuenta años al menos después de su muerte, consideran las Cortes dignos de este honor». Cuatro años más tarde se hizo cargo la Real Academia de la Historia de proponer al gobierno y a las Cortes los españoles que debían ser enterrados en dicho panteón. Sin embargo, pasarán todavía largos años antes de ver materializada esta idea, hasta que el gobierno de Ruiz Zorrilla establezca por decreto de 31 de mayo de 1869 la creación de una comisión de expertos encargada de inaugurar dicho panteón. Esta comisión, formada por Fernández de los Ríos, Salustiano Olózaga, Fermín Caballero, Hartzenbusch, Ruiz Aguilera, el gobernador de Madrid, Silvela, Figueras, Borrel y Antonio Gisbert, contaba con el plazo de un mes para investigar el paradero de los restos de hombres ilustres y proceder a su traslado, sin perjuicio para familiares, descendientes y corporaciones. Se buscaron sin éxito los restos de Luis Vives en Brujas (Bélgica), los de Antonio Pérez (secretario de Felipe II) en París, los de Cervantes, Lope de Vega, Juan de Herrera, Velázquez, Jorge Juan y Claudio Coello en Madrid, los de Tirso de Molina en Soria, y los de Mariana y Moreto en Toledo. Después de la infructuosa búsqueda se llegó a la conclusión que estos restos se habían perdido definitivamente. También se buscaron las cenizas de Pelayo, el Cid, Guzmán el Bueno, Murillo, Juan de Juanes, Arias Montano, Vallés, Melo, Jovellanos, Campomanes, Floridablanca, Goya, etc, y se comprobó que la gran mayoría de estos restos habían tenido mejor conservación en las edificaciones civiles que en las eclesiásticas, como los restos del Cid que se encontraban en una capilla del Ayuntamiento de Burgos o los de Lanuza en la Casa Lonja de Zaragoza. La magnitud del proyecto y la falta de recursos económicos hicieron que se paralizaran las obras en 1901, cuando prácticamente estaba concluido el Panteón, pero faltando todavía gran parte de las obras de la nueva Basílica, que no serían terminadas hasta 1926. En la actualidad en el Panteón de Hombres Ilustres reposan los restos del Marqués del Duero, Antonio Ríos Rosas, Martínez de la Rosa, Muñoz Torrero, Juan Álvarez de Mendizábal, José María Calatrava, Salustiano Olózaga, Agustín Argüelles, Antonio Cánovas del Castillo, Práxedes Mateo Sagasta, José Canalejas y Eduardo Dato.

MUSEO DEL TRAJE (Marzo 2012)
El museo del Traje, Centro de Investigación del Patrimonio Etnológico, es un museo nacional dependiente del Ministerio de Cultura. Su objetivo básico es promover el conocimiento de la evolución histórica de la indumentaria y de los testimonios del patrimonio etnológico representativo de las culturas de los pueblos de España.
MUSEO DEL CANAL - Da Vinci el Genio (Febrero 2012).
La exposición Da Vinci, el Genio, es un proyecto generado por Canal de Isabel II, sobre la base de la creada por Grande Exhibition, la Fundación Anthropos y Pascal Corte, que nace con el objetivo de mostrar al público los aspectos menos conocidos de uno de los personajes más complejos de la historia, Leonardo da Vinci. Para ello ha sido fundamental la colaboración de 29 prestigiosas instituciones y museos nacionales e internacionales que han cedido obras nunca antes expuestas en España. Leonardo creó obras de belleza deslumbrante y, al mismo tiempo, concibió terroríficas armas de guerra que traerían muerte y destrucción. Diseñó formas de llegar hasta el fondo del mar, inventó máquinas de vuelo cuatrocientos años antes de que el hombre conquistara los cielos. Pero su legado cayó en el olvido durante siglos, permaneciendo en el ámbito de la especulación teórica sin llegar a la práctica... hasta ahora. La proyección «Leonardo da Vinci», creada expresamente para esta exposición del Canal de Isabel II, permite al espectador introducirse en la fascinante forma de observar e interpretar el mundo de Leonardo. Leonardo da Vinci fue sin duda el genio más grande que jamás ha existido. No solo fue un artista brillante, también fue un científico e inventor entregado, así como escultor, músico, matemático, ingeniero y arquitecto, entre otras muchas cosas. Leonardo sintió toda su vida una gran fascinación por el comportamiento del agua, concibió proyectos para encauzar y controlar ríos y para drenar llanuras inundadas y pantanos. Algunas de las facetas más ingeniosas de Leonardo se relacionan con la ingeniería militar. Así ideó puentes colgantes de emergencia, escalas para asediar fortalezas, cañones, catapultas, carros armados provistos de guadañas y carros blindados. Sus ideas, bosquejadas en muchos cuadernos de notas, prefiguran los planeadores, aeroplanos, helicópteros y paracaídas de hoy. Igualmente aplicó teorías mecánicas y observaciones acústicas en sus diseños de nuevos tipos de instrumentos musicales. Igualmente son de destacar sus aportaciones al género de la pintura y al de proyectos mecánicos, entre otros.

Museo Naval 24 de enero de 2012.
El Museo Naval es una entidad cultural de titularidad estatal gestionada por el Ministerio de Defensa a través de la Dirección General de Relaciones Institucionales de la Defensa: Subdirección General de Patrimonio Histórico-Artístico; y dependencia orgánica del Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada, regida por un Real Patronato al que le es de aplicación lo dispuesto en el Real Decreto 620/1987, de 10 de abril, que aprueba el Reglamento de los Museos de Titularidad Estatal. La misión del Museo consiste en adquirir, conservar, investigar, comunicar y exhibir para fines de estudio, educación y contemplación, piezas, conjuntos y colecciones de valor histórico, artístico, científico y técnico relacionados con la actividad naval, a fin de difundir la historia marítima de España, contribuir a ilustrar, relevar y salvaguardar sus tradiciones y promover la conciencia marítima nacional. El origen del Museo Naval se remonta al 28 de septiembre de 1792, gracias a una excelente iniciativa de don Antonio de Valdés y Fernández Bazán, Secretario de Marina del rey Carlos IV. En condiciones precarias, el Museo se reabrió de nuevo en octubre de 1932 en su sede actual del antiguo Ministerio de Marina, hoy Cuartel General de la Armada, ocupando el mismo lugar donde se halla hoy en día. El contralmirante Julio Guillen Tato, director desde 1933 a 1972, verdadero creador y alma del nuevo centro, le dio la forma y organización plasmadas en el catálogo-guía de 1934 que, con ligeras variaciones, se ha mantenido hasta 1993. El origen de las colecciones del Museo es muy diverso, en gran parte debido a las aportaciones valiosísimas de la Casa Real, la antigua Secretaría de Marina, las extinguidas Compañías de Guardias Marinas, los Departamentos Navales de la Península y los apostaderos de Filipinas y Cuba, el Deposito Hidrográfico, el Real Observatorio de Marina de San Fernando y el Instituto Hidrográfico de Cádiz, así como a un sinfín de donativos particulares. Las salas expositivas del Museo, ordenadas cronológicamente, contienen las colecciones de objetos históricos de muy diversa índole custodiados por la Armada y que van desde el siglo XV hasta la actualidad.

Planetario de Madrid 23 de noviembre de 2011
Desde el año de inicio, en 1986, su objetivo ha venido siendo divulgar todo lo relacionado con la astronomía. Para ello cuenta con varias salas dedicadas a distintos fines como, por ejemplo, la sala principal esférica para utilizar diferentes técnicas entrelazadas, como diapositivas, multimedia, música que nos transporta al cosmos, el proyector de estrellas y otros. Hay salas de exposiciones sobre temas astronómicos, tales como conocer las galaxias, los cometas, como así también salas de proyecciones, donde se puede dar un paseo por el cosmos infinito. El edificio del planetario tiene sus instalaciones en una torre de 28 metros de altura, donde se sitúa una cúpula de tres metros de diámetro. En su interior se encuentra un telescopio de 150 mm. de abertura y una distancia focal de 2,25 metros. El planetario no tiene edades, es muy heterogéneo y cualquier aproximación a la divulgación de la astronomía debe tener en cuenta la presencia de personas de todas las edades y todas las clases sociales. En su visita se pueden aprender muchas cosas sobre el cielo, como que el giro de la Tierra sobre su eje produce el movimiento aparente de la esfera celeste alrededor de un punto, el polo norte celeste, cerca del cual está la estrella polar. Aprenderán también el nombre de algunas de las estrellas y constelaciones más conocidas.

MUSEO CERRALBO 26 de octubre de 2011
El palacio fue mandado edificar por don Enrique de Aguilera y Gamboa, XVII marqués de Cerralbo (1845-1922), quien compaginó durante toda su vida la dedicación a la política y a la historia con la sensibilidad hacia las bellas artes. Fue concebido desde el principio con una doble función, como vivienda y como museo, sede de las obras reunidas por los marqueses de Cerralbo y sus hijos, los marqueses de Villa Huerta, durante los numerosos viajes que realizaron por España y Europa. El marqués falleció en el año 1922, legando su colección y el palacio que la alberga al Estado, que aceptó el legado testamentario por Real Orden en el año 1924. Diez años después se constituyó la Fundación Museo Cerralbo, por la Orden Ministerial de 22 de marzo. El edificio fue inaugurado como museo en el año 1944 y las obras de adecuación a sus nuevas funciones y ampliación estuvieron a cargo del arquitecto Guillermo Diz Flores. En el año 1962 fue declarado Monumento histórico-artístico. Dos años después experimentó una nueva intervención a cargo de Fernando Chueca Goitia. Sometido el palacio a obras de modernización desde el verano de 2006, su reapertura se demoró varias veces y finalmente ha tenido lugar el 14 de diciembre de 2010. El museo está bajo el patronato del Ministerio de Cultura, que forma parte de la Fundación Cerralbo, cuyas funciones son: Velar para que las colecciones no se disgreguen ni enajenen y permanezcan reunidas en su sede de Ventura Rodríguez. Conceder premios y becas para artistas e investigadores y celebrar actos culturales. Y colaborar en la custodia, exhibición y mejora del patrimonio que el Estado heredó del marqués de Cerralbo, perpetuando así su memoria.

MAYO 2011: Real Basílica de San Francisco el Grande.
La Real Basílica de San Francisco el Grande es un templo católico que se encuentra enclavada en el barrio de La Latina. Preside la cara occidental de la plaza de San Francisco, configurada por la intersección de la calle Bailén, la gran vía de San Francisco y la carrera de San Francisco. Forma parte del convento franciscano de Jesús y María, fundado a principios del siglo XIII, sobre una desaparecida ermita dedicada a santa María. La basílica fue construida en estilo neoclásico en la segunda mitad del siglo XVIII, a partir de un diseño de Francisco Cabezas, desarrollado por Antonio Pló y finalizado por Francesco Sabatini. El edificio destaca por su cúpula, considerada como la tercera de planta circular de mayor diámetro de la cristiandad, por su suntuosa decoración interior, realizada en estilo ecléctico a finales del siglo XIX, y por su pinacoteca, representativa de la pintura española de los siglos XVII a XIX, con cuadros de Zurbarán y Goya. Su titularidad corresponde a la Obra Pía de los Santos Lugares de Jerusalén, organismo dependiente del ministerio de Asuntos Exteriores. El 19 de octubre de 1980 fue declarada monumento nacional, según real decreto. El lugar estuvo ocupado anteriormente por un convento-ermita franciscano que, según la leyenda, fue fundado por San Francisco de Asís en 1217. Cuando Felipe II convirtió Madrid en capital del reino, en 1561, el convento fue ganando en riqueza e importancia y llegó a recibir la custodia de los Santos Lugares, conquistada por los cruzados, mediante una Junta Protectora de la Obra Pía de Jerusalén y el Comisariado General de Indias. En 1760 se derriba la primitiva edificación, para construir un templo más grande, que encargaron al arquitecto Ventura Rodríguez. Su proyecto, firmado en 1761, fue desestimado, a favor de un diseño del fraile Francisco Cabezas, redactado por José de Hermosilla. Finalizó la obra Antonio Pló, que concluyó la cúpula en el año 1770. En 1776 la comunidad de frailes solicitó al rey Carlos III que se incorporara al proyecto el arquitecto real Francesco Sabatini, uno de los artífices del Palacio Real. El edificio fue finalizado en 1784.

ABRIL 2011
En la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando visitamos la exposición Protagonistas del Arte. Retratos de América, por gentileza de nuestro compañero Carlos Dones. Esta exposición versa sobre el retrato en el arte, desde un prisma en el que frecuentemente el protagonismo de la obra es mayor por parte de los personajes retratados que de los artistas que los retratan y, a veces, los inmortalizan. Esta muestra es muy variada, tanto en su cronología como en las técnicas utilizadas, pues abarca desde el siglo XVII hasta nuestros días y nos permite contemplar excepcionales retratos en pintura, dibujo, grabado, escultura o fotografía, realizados por artistas como Maratti, Goya, Benlliure o Schommer, entre un largo etcétera. Capilla del Obispo: Este conjunto plateresco fue declarado en 1970 en estado de ruina y, tras varias intervenciones puntuales, la Dirección General de Patrimonio Histórico del gobierno regional comenzó su rehabilitación en el año 2005. Han recuperado el retablo mayor, de tres cuerpos y tres calles, policromado, creado por Francisco Giralde y Juan Viloldo alrededor de 1550. Narra la infancia y la pasión de Jesucristo. La particularidad de este conjunto es que las figuras están arrodilladas en aptitud orante, como las de Carlos V y Felipe II en el monasterio del Escorial, y no yacentes, como era la costumbre de la época. El Museo de los Orígenes se encuentra en lo que fue la casa de San Isidro, o por lo menos eso es lo que cuenta la tradición. Algunas investigaciones han puesto en duda que el santo patrón viviera en esta casa y ubican como vivienda el edificio que existía en el solar donde se edificó el actual Colegio de San Ildefonso, en la plaza de la Paja.

MARZO 2011 Ermita de San Antonio de la Florida
La ermita, dedicada a San Antonio de Padua, fue diseñada por el arquitecto Felipe Fontana entre los años 1792 y 1798 y decorada al fresco por Francisco de Goya en este último año. Está declarada monumento nacional desde el año 1905. Al valor artístico de las pinturas murales hay que añadir el valor conmemorativo que confiere el albergar los restos mortales del artista desde 1919. Para preservar las pinturas, en el año 1929 se edificó una segunda ermita, gemela a la anterior, que se dedica al culto. En el interior de la capilla se pueden conservar los maravillosos frescos de Goya, que representan un episodio de la vida de San Antonio, cuando resucita a un hombre de cuyo crimen había acusado al padre del santo. El suceso ocurre en el Madrid goyesco, en medio de una multitud que había acudido a la romería que se celebraba y aún se celebra en los alrededores de la ermita. Desde mayo del año 2005, fecha de la finalización de la tercera y última fase de restauración, estas pinturas pueden observarse en todo su esplendor. Día de la visita guiada: miércoles 16 de marzo.
FEBRERO 2011 Exposición Alejandro Magno: Encuentro con Oriente
Inspirador de todos los líderes del mundo desde hace más de dos mil años, su legado es la base de la moderna civilización. Conquistador de uno de los mayores imperios de la historia, todo lo logró en un breve reinado, que duró trece años, justo hasta que, a la edad de 32 años, le sorprendió la muerte. Desde Esparta a Samarcanda y del Nilo al Indo, Alejandro conquistó el mundo, alcanzando su dominio lugares tan lejanos como desconocidos. En ellos expandió la cultura griega, dando origen al llamado helenismo, base de la cultura occidental. Todo esto puede verse de primera mano en la magnífica exposición que acogen las salas del Centro de Exposiciones Arte Canal. Realizada por la Comunidad de Madrid y el Canal de Isabel II, en cooperación con la Fundación Curt Engelhorn para los Museos Reiss-Engelhorn y el Instituto Arqueológico Alemán, expone objetos de extraordinario valor, muchos de los cuales jamás habían sido expuestos en nuestro país y entre los que se incluyen algunos de los últimos hallazgos realizados en la república de Tayikistán. Además de la apabullante colección de obras expuestas, la exposición del Canal muestra “Alejandría, el sueño de Alejandro”, película en tres dimensiones cuya sola visión justifica la visita a las salas del Canal de Isabel II, realizada expresamente para esta muestra.

ENERO 2011 Real Academia Nacional de Medicina
En la calle Arrieta, cerca del monasterio de la Encarnación y del Palacio Real, se encuentra el magnífico edificio que alberga la Real Academia Nacional de Medicina. Se construyó entre los años de 1911 y 1914 y es obra del arquitecto Luis María Cabello Lapiedra. Se considera una muestra del modernismo madrileño. Los orígenes de la Academia de Medicina se remontan a 1733, cuando un grupo de médicos, cirujanos, boticarios y “curiosi” se reunían en la botica de José Hortega. Esta tertulia, que comenzó hablando de lo que la casualidad ofrecía, pronto tuvo como finalidad “el adelanto y el cultivo de las Facultades médico-chymica y pharmaceutica”. Evidentemente este hecho alejó a los que eran simplemente curiosos. En el año 1734 la tertulia cambia su nombre por el de Academia Médica Matritense. Esto implica el cambio de institución particular a organismo oficial, sometido a la autoridad real, en aquel momento el rey Felipe V, a través de un presidente perpetuo que debería ser el primer médico del rey.
NOVIEMBRE 2010 Fundación Museo Lázaro Galdiano
Inaugurado en 1951, este museo es el resultado de la afición coleccionista del empresario y mecenas José Lázaro Galdiano (1862-1947). Está instalado en el palacete neoclásico que fue su vivienda, rodeado de jardines. El edificio fue proyectado por José Urioste en el año 1903. Consta de treinta y siete salas, en las que se pueden contemplar valiosos ejemplos de las artes decorativas. José Lázaro Galdiano nació en Beire (Navarra), en el año 1862. Estudió leyes en varias universidades y comenzó a escribir artículos como crítico de arte y periodista. En el año 1888 se trasladó a Madrid, donde fue miembro del Ateneo desde 1912 hasta 1918, y también del Museo del Prado. Quiso ser miembro de la Real Academia de Bellas Artes, pero su petición fue rechazada. En 1889 fundó La España Moderna, una editorial que publicaba una revista del mismo nombre y en la que colaboraron, entre otros, Unamuno, Clarín, Pérez Galdós o Menéndez Pelayo. Durante la guerra civil española se exilió en París y Nueva York, donde continuó ampliando su colección de arte. De vuelta a Madrid, murió en el año 1947, después de dejar la colección al Estado. A lo largo de su vida coleccionó más de 12.000 piezas de todos los tipos y estilos, pero todos de arte clásico. No le gustaba el arte contemporáneo y sobre todo prefería el arte español. La planta baja del museo nos da una visión general del edificio y de Lázaro Galdiano. Podemos ver las fotografías de él y su mujer, algunos de sus libros, sus pinturas, muestras de su trabajo como editor y coleccionista. La primera planta está dedicada al arte español, con algunas importantes pinturas de El Greco, Murillo o Federico de Madrazo. En la segunda planta encontramos muestras del arte europeo, con obras de El Bosco o Lucas Cranach. En la tercera planta hay todo tipo de objetos pertenecientes a la colección de Lázaro Galdiano: armas, objetos de hierro o bronce, muebles, pequeños cofres, monedas, cálices de plata y objetos de artesanía popular. En el exterior del palacio tenemos un precioso jardín, donde podemos imaginarnos perfectamente a los dueños del palacio sentados y disfrutandode las noches veraniegas de Madrid. Este palacio es una buena muestra de cómo vivían los nobles de principios del siglo XX y especialmente cómo eran los coleccionistas. Visitarlo es toda una experiencia. Fecha de la visita: Miércoles 24 de noviembre.